2018 – Mi propio reboot

Así es, hace 6 meses o menos inicié este blog, todo nació gracias a la ayuda de un buen amigo que me dio la oportunidad de empezar como se debe, con un dominio propio, editando yo mismo todo con WordPress y para ese momento usaba DIVI (no, no tenía idea de nada).

Ese inicio me permitió llegar más lejos de lo que imaginé, no les voy a mentir diciendo que “lo hacía por pura pasión” porque es mentira, la pasión si tuvo mucho que ver, ya que como algunos saben, para mí el marketing es algo que disfruto, me encanta mi trabajo y me encanta poder compartir mi opinión con todos ustedes, pero la verdad es que también lo hacía por un tema comercial, quería hacer crecer mi Marca Personal y sobretodo quería conseguir más clientes y abrirme paso en el mercado digital de la forma correcta.

Después de tan solo mes y medio todo cambió, la estrategia había cumplido con su objetivo y la verdad es que yo no estaba preparado, conseguí más trabajo del que pude manejar, me llegaron muchas propuestas gracias al tipo de contenido que generaba, también me llegaban muchas asesorías y entre una cosa y otra me sobrecargué, no pude hacer todo lo que se me pedía y de paso mantener la concentración que necesitaba para mantener mi marca personal a flote, así fue como el blog y mis redes quedaron completamente desatendidas durante los últimos 2 meses.

No voy a decir que fue algo completamente negativo, he trabajado y estudiado muchísimo (como siempre) todo esto me llevó a desarrollarme en otras áreas y a mejorar definitivamente mis servicios, no me siento como el mismo Carlos que empezó un blog a modo de “a ver qué pasa” y como pueden ver, mi marca no es ni la sombra de lo que era, he encontrado un estilo propio que creo que podré mantener por lo menos por un año (sí, soy muy indeciso así que no prometo dejarlo todo como está).

Sin embargo, de algo si estoy seguro, he vuelto para quedarme, para trabajar siendo la mejor versión de mí mismo y para compartirles todo lo que he aplicado para conseguir resultados espectaculares con mi marca y con la de muchos otros clientes satisfechos.

Así que, sin más nada que agregar, quiero desearles un FELIZ AÑO NUEVO desde aquí desde la comodidad de mi escritorio y de mi nueva web que sinceramente me encanta (obvio, la hice yo mismo)

PD: Me disculpo con cualquier persona que haya quedado con una asesoría gratuita pendiente y con cualquiera que me haya dejado una duda que se mes escapara, sé que fueron varios y ustedes son los primeros en mi lista para esta nueva etapa.